CLICK

SHOP ONLINE "HAZ CLICK"

18 feb. 2010

Por una pesca responsable.






Esta es una seccuencia de una captura de una dorada que peso 1,9 kilogramos, la desanzuelamos con cuidado de no dañarla y la devolvimos a su hábitat. Todas las doradas que no sobrepasan los 2 kilogramos las devuelvo al mar que es donde deben estar. Estan en plena madurez sexual, y como digo yo, soy pescador no un depredador. Si todos los pescadores aportaran un pequeño granito de arena nos iría mejor a todos.
Es una experiencia muy bonita soltarlas. Las agarras por la cola, la sumerges en el agua y con la otra mano les acaricias el vientre. Sueltas la mano de la cola y no se mueve hasta que paras de acariciarla. En ese momento tienes en tu mano un animal completamente salvaje dominado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario