CLICK

SHOP ONLINE "HAZ CLICK"

28 mar. 2010

La primera de la temporada.

http://
La primera dorada de la temporada, capturada por mi padre. Se cogió con longueirón sin concha, estaban muy desconfiadas ni a un cebo blando le atacaban de primeras, teníamos que dejarlas comer mucho antes de clavarlas. Parecía que estábamos de caza en vez de estar pescando.
La inauguración de la temporada no ha estado nada mal con la captura de este bonito ejemplar, esperemos que siga así, y en las próximas mareas saquemos buenos ejemplares.

19 mar. 2010

Dorada 17 de marzo.

http://

Captura de una dorada cogida con longueirón sin concha, entre la 3 y la 4 hora de marea, que es cuando más tiro tiene la corriente, y hace que la pelea sea más difícil para el pescador.

Por fin!!!!!!!!!!!


Sí amigos, por fin llegó el día. Después de tantos meses, he vuelto a sentir mariposas en el estómago. Por fin salimos mi padre y yo a inaugurar la temporada. Pescamos el día 16 y 17 de marzo, y fue muy satisfactorio. El día 16 fue un poco frustrante, no íbamos lo suficientemente preparados por las ansias de comenzar la temporada y sólo llevábamos cangrejo y eso es un error. Siempre hay que llevar un cebo duro y otro blando por lo que pueda pasar. Hacía un día muy bueno para ser marzo. El viento era flojo de componente sur, hacia sol y el agua estaba muy clara. Pero la marea no era la idónea, tenia mucho tiro la corriente. Y así fue, tuvimos 6 picadas y no fuimos capaces de clavar ninguna, estaban muy desconfiadas. Atacaban el cangrejo con una picada muy sutil, lo rompían y no repetían la picada para comérselo simplemente lo machacaban y ahí se acababan todas nuestras oportunidades. Así que nos fuimos un poco tristes con un capote, pero con la satisfacción de que las había.
Al día siguiente (17 marzo) no nos pasaría lo mismo. En la marea baja salimos a recolectar longueirón y galera. El día estaba igual que el anterior con viento flojo, sol y agua clara. Así que fondeamos en el mismo pesquero que el día anterior. Y montamos en los bajos longueirón con concha. Tuvimos la primera picada y otra vez como con el cangrejo, picada sutil, rotura de la concha y dorada perdida. Entonces decidimos pasar a otro método. En este mes las aguas aún están frías y no hay roamen. Nos decantamos por montar longueirón sin concha antes de tener más picadas y perderlas, y el cambio fue perfecto, consiguiendo cuatro buenas capturas, la primera la capturó mi padre y pesó 5 kilos, así que la siguiente era mía y pesó 4,5 kilos. Después vendrían dos más pero más pequeñas una de 2,9 kilos y la última fue capturada con galera y peso 2,3 kilos.
Fue una buena apertura de temporada pero lo mas importante es que ya están ahí para poder disfrutarlas otro año más.

3 mar. 2010

Cañas.

Debido a las limitaciones que tengo, pesco igual que a surf-casting pero desde embarcación porque no puedo efectuar lances largos y así suplo esos metros que me faltan. La única diferencia es el tamaño de las cañas, que serán en relación al tamaño de la embarcación. Uso cañas semi-parabólicas de entre 2,50 a 2,70 metros.
Dependiendo del cebo que vayamos a montar sea duro o blando, utilizo distintos punteros. Cuanto más duro sea el cebo, más blando será el puntero para ofrecer la menor resistencia posible a la dorada de manera que no perciba tensión alguna. Pero desde playa tendremos problemas con el lance, no sacaremos la distancia necesaria con un puntero muy blando.
Uso cañas de punteros híbridos. Las casas comerciales no se preocupan mucho de este tipo de cañas, o son muy malas y baratas, o muy buenas y caras. No existen gamas medias. Yo opto por comprar una buena caña de carbono con un buen aniñaje, la corto y adapto el puntero. Los punteros de las casas comerciales que son buenos pueden costar unos 150 euros, pero en casi todas las tiendas tienen punteros sueltos de distintas acciones a precios asequibles (20 euros) y con 3 0 4 punteros por caña tendremos suficiente para toda la temporada.
Con este tipo de cañas, no es indispensable pescar con bobina libre, la dorada no desconfìa y come casi siempre en el sitio donde está el cebo. Rara vez lleva hilo para comer el cebo en otro sitio. La posición de la caña debe de estar a unos 45 grados, siempre que lo permitan las olas y no golpeen el hilo.